10 mejores consejos para los padres con niños en cuarentena

10 mejores consejos para los padres con niños en cuarentena

Los 10 mejores consejos para padres en cuarentena

Los tiempos y costumbres nos han cambiado radicalmente de un día para otro. Con el estado de alarma, la mayoría por no decir todo el mundo, nos tenemos que adaptar rápidamente a la nueva forma de vivir.

Dado que no podemos salir y los niños están con nosotros en casa tenemos la obligación como padres de que sigan haciendo sus deberes y estudien. Muchos colegios tienen ya portales online desde donde se pueden comunicar con los alumnos pero también hay que saber manejar esta situación en casa.

Aquí tenemos 10 consejos sobre las tareas en casa.

1. Establecer una rutina

El primer paso, para crear un camino positivo hacia los deberes de su hijo es crear una rutina. Esto quiere decir que los padres tienen que comprometerse con sus hijos con el tiempo de los deberes.

Esto significa ayudar a los estudiantes a designar una hora y un lugar determinado donde puedan, cómodamente y de forma rutinaria, hacer los deberes y tareas sin ser molestados.

Algunas familias mantienen la televisión apagada durante la semana y graban sus programas favoritos para verlos los fines de semana.  Seguir esta regla de manera consistente, puede evitar las luchas de poder entre padres e hijos.

Además, si un niño se siente cómodo trabajando de forma independiente en su dormitorio, entonces los padres deben permitir esa libertad y elección del niño; sin embargo, si los deberes del niño están incompletos o si sus notas bajan, entonces los padres deben intervenir inmediatamente y hacer cumplir una estrategia y rutina de deberes diferente. 

2. Crear límites

Como la rutina de los deberes está claramente delineada y se aplica de forma consistente, los padres deben crear simultáneamente límites claros para su hijo también.

Esto puede implicar que el teléfono movil de un adolescente debe estar apagado durante la hora de los deberes, o que la televisión o la radio de un niño debe estar apagada hasta que los deberes se completen. 

3. Organización

En el caso de los niños más pequeños, es posible que un padre tenga que crear un calendario de tareas en el que tanto, el padre como el niño puedan acceder a verlo claramente.

Esto puede ayudar al niño a aprender a planificar con antelación y a crear un calendario para los proyectos a largo plazo de la escuela primaria y secundaria.

En el caso de los niños de la escuela secundaria, esto puede significar que un padre hable con su hijo adolescente sobre el establecimiento de objetivos de progreso para las tareas de cada día.

4. Responsabilidad

Independientemente de la edad o el grado escolar de un niño, un padre debe exigir inmediatamente la responsabilidad personal de su hijo por las tareas y los trabajos.

Los padres deben tener reglas claras acerca de anotar las tareas en un cuaderno o recordar traer todos los materiales escolares necesarios, como libros o calculadoras. Si un niño no cumple con su parte del trato, entonces las consecuencias establecidas deberán ser cumplidas.

5. Crear un "Espacio de Aprendizaje"

Para muchos niños, un “espacio de aprendizaje” que se reserva específicamente para los deberes puede permitirles entrar mentalmente en un “modo escolar” cuando están en casa.

Esto puede significar una pequeña oficina provista de bolígrafos, papel y las herramientas necesarias para las tareas. Independientemente de las necesidades del niño, los padres deben crear un espacio libre para que el niño pueda completar sus tareas sin interrupciones ni distracciones.

6. Enseñar a priorizar

A los niños se les asignan gradualmente más tareas a medida que avanzan en los grados escolares, y los padres pueden intervenir y enseñar a los niños a priorizar sus tareas.

Si un proyecto debe entregarse en una semana, un padre puede ayudar a su hijo a establecer un calendario para las pequeñas tareas de cada día, o si un niño se siente abrumado, un padre puede ayudar a su hijo a hacer una lista de todo lo que debe hacer, y luego numerar cada tarea para priorizar las responsabilidades académicas. 

7. Revise el progreso de su hijo

Mientras que las escuelas públicas envían boletines de notas e informes de progreso, muchas escuelas ahora publican las calificaciones y las tareas en línea.

Los padres pueden hablar con los maestros de sus hijos sobre la mejor manera de comprobar el progreso del estudiante durante el semestre y el año escolar para que los estudiantes puedan rendir al máximo de su potencial sin atrasarse o tener dificultades. 

8. Permitir las libertades cuando se las ganan

Si un niño cumple con éxito todas las reglas y expectativas de los deberes escolares, los padres pueden permitir ciertas libertades apropiadas si su hijo parece sobresalir en sus tareas y trabajos escolares.

Por ejemplo, si un niño pide que se cambie la hora de los deberes o que se cambie el “espacio de aprendizaje”, los padres deben experimentar con nuevas libertades a medida que el niño vaya superando gradualmente su propia responsabilidad académica. Siempre que el niño parezca estar comprendiendo y sobresaliendo con éxito en sus tareas y trabajos académicos, los padres pueden considerar nuevos privilegios y recompensas por los logros de su hijo. 

9. Sea un compañero de estudio

Muchas veces, especialmente cuando un niño se siente abrumado con una tarea, los padres pueden ofrecer apoyo simplemente ayudando a su hijo a estudiar.

Esto implica hacerle preguntas al niño, enseñarle estrategias de estudio o simplemente ayudarlo a organizarse. A veces el simple hecho de prestarle atención a un niño durante tareas difíciles puede levantar la moral y el esfuerzo del niño. 

10. Alentar y apoyar

Lo más importante es que un padre debe hacer, es servir como animador académico motivador. Los deberes no deberían ser un castigo o un tiempo temido. Enfoque la tarea con una actitud positiva, y recompense consistentemente al niño con una actitud verbal positiva… =)

¿Qué opinas?✏️